niños y educ. financiera

Aprende a calcular tu presupuesto

El Programa de Educación Financiera de la SBIF, te invita a aprender a comparar antes de tomar una obligación crediticia o hacer una inversión, a través de estos consejos.

Alcanía con mensaje aprende a calcular tu presupuesto

Uno de los consejos más habituales que se entregan en finanzas personales, tiene que ver con la importancia de contar con un presupuesto personal que permita saber qué ingresos existen a lo largo del tiempo, cuánto se gasta y cuánto se puede ahorrar cada mes. De esa manera, es posible ordenar las finanzas y contar con los recursos necesarios para el 18, la Navidad, las vacaciones y todo lo que viene para adelante. No es magia, sólo es orden. Mientras antes comiences con esta sana práctica, mejor.

Mediante el presupuesto se identifica en qué se gasta el dinero, cuál es la capacidad de ahorro y, por lo mismo, se detecta en qué áreas es posible recortar gastos para satisfacer mejor las necesidades. Por lo anterior, un buen presupuesto debe comprender todos los ingresos y gastos de una familia en un período determinado de tiempo, generalmente mensual.

En el registro de los ingresos es importante separar aquellos que son constantes en el tiempo (sueldo, arriendo de alguna propiedad, etc.) de aquellos que no son constantes (bono por productividad, venta de algún bien, etc.).

En el registro de los gastos es importante ordenarlos de acuerdo a la importancia que tienen para el bienestar del hogar, de modo de dejar al final aquellos que son menos importantes. Esto permite visualizar cuales son los gastos menos relevantes y por ende aquellos que pueden no realizarse ante una emergencia.

Entre los egresos también se debe incluir un ítem que refleje el gasto financiero; es decir, cuánto gasta la familia en pagar deudas (créditos, tarjetas, líneas de crédito, etc.). Es importante al evaluar un endeudamiento que dicho crédito pueda ser pagado de acuerdo al presupuesto que elaboró.

Recuerda revisar y actualizar el registro de ingresos y gastos, ya que las condiciones de la vida familiar pueden cambiar de improviso y en ese caso se hace necesario ajustar el presupuesto.

En resumen:

Los tips que te entregamos entonces de parte del Programa de Educación Financiera de la SBIF para hacer un presupuesto, son los siguientes:

  • El presupuesto personal permite saber qué ingresos existen a lo largo del tiempo, cuánto se gasta y cuánto se puede ahorrar cada mes.
  • En los ingresos es importante separar aquellos que son constantes en el tiempo de aquellos que no.
  • En los gastos se debe ordenar de acuerdo a la importancia que tienen para el bienestar del hogar y dejar los imprescindibles y tratar de aminorar los demás.
  • Recuerda revisar y actualizar el registro de ingresos y gastos cada mes para ver cómo funciona y cómo puedes cuidar tu vida financiera.