niños y educ. financiera

Aprende a comparar

El Programa de Educación Financiera de la SBIF, te invita a aprender a comparar antes de tomar una obligación crediticia o hacer una inversión, a través de estos consejos.

Alcanía con mensaje aprende a comparar

Una de las tareas menos habituales que realizan las personas que toman obligaciones financieras, es la de cotizar y comparar antes de asumir una obligación con una entidad que preste dinero. Esto se debe a que hay poco conocimiento de la mejor manera de comparar, ya que normalmente se entrega mucha información y no siempre se puede hacer la comparación de manera simple.

Por eso, a través de Aprendes.cl queremos ayudarte en esta tarea para que puedas tomar una decisión informada y de acuerdo a lo que necesites, ya que tomar un crédito o hacer una inversión siempre es un compromiso a futuro y, por esa misma razón se debe planificar adecuadamente.

En el caso de tomar un crédito se sugiere utilizar los simuladores que se ofrecen a través de los sitios web de las instituciones financieras, ya que ofrecen valores referenciales que aunque no están personalizados de acuerdo a sus condiciones reales, sirven para tener una referencia de qué instituciones se acomodan a lo que puedes y quieres pagar.

De todos estos, los más importantes para comparar son la Carga Anual Equivalente (CAE), porque es el porcentaje anualizado que refleja todos los costos del crédito como tasa, seguros, comisiones de productos vinculados al otorgamiento del crédito, y el Costo Total del Crédito, que es el monto final y total a pagar (el valor de multiplicar el número de cuotas por el monto de las mismas). En ambos casos, mientras más bajo, mejor.

En el caso de querer hacer inversiones, se deben tener en cuenta las metas de ahorro que se desea alcanzar y de acuerdo a eso se debe determinar el tipo de inversión más adecuada. Para ello hay que elegir la alternativa de inversión según rentabilidad (cuánto dinero recibe por tasa de interés), reajustabilidad (cómo mantiene el valor de la inversión frente a la inflación), liquidez (cuánto se demoran en entregar la inversión cuando se quiere terminar el negocio) y riesgo (qué tan segura es la inversión; normalmente a mayor riesgo, mayor rentabilidad y vice versa) y costos si los hay, para tener en cuenta algunas de las variables más importantes. Te sugerimos estudiar cada caso antes de firmar algo que no se acomode a lo que buscas.

En resumen:

Los tips que te entregamos entonces de parte del Programa de Educación Financiera de la SBIF para comparar adecuadamente, son los siguientes:

  • Te sugerimos utilizar los simuladores que se ofrecen a través de los sitios web de las instituciones financieras, para ver valores referenciales de lo que deseas hacer (créditos o inversiones).
  • En caso de créditos, compara los valores de la Carga Anual Equivalente (CAE) y el Costo Total del Crédito.
  • En el caso de querer hacer inversiones, compara la rentabilidad, reajustabilidad, liquidez y riesgo.