niños y educ. financiera

Cajeros automáticos: la historia de las máquinas que entregan dinero

El primer cajero funcionó cerca de Londres en 1967 y pertenecía al banco Barclay's.

La “culpa” de hoy existan los cajeros automáticos, la tienen – aunque no lo crean - los chocolates. Por lo menos eso es lo que decía John Shepherd-Barron (fallecido en mayo de 2010) para explicar cómo una máquina que entregaba chocolates a cambio de una moneda fue la que le dio la idea de un dispensador de dinero.

Como los cajeros existieron antes que las tarjetas con banda magnética, al principio sólo entregaban dinero a cambio de que el cliente insertara un cheque de su propia cuenta, el que tenía una sustancia química que lo identificaba (incluso era un químico levemente radiactivo) y el cliente debía ingresar un número personal de identificación (es decir un PIN) para asegurar su identidad.

El primer cajero funcionó en un pueblo cercano a Londres el 27 de junio de 1967 y pertenecía al banco Barclay's. Sólo la aparición de las tarjetas con banda magnética para hacerlos operativos en el comienzo de la década de los 70's logró masificarlos completando a inicios de 2010, más de 1,7 millones en todo el mundo.

En nuestro país los cajeros automáticos están presentes desde el año 1984, aunque su masificación se produjo en el año 1989 cuando a través de la empresa Redbanc comienzan a ser instalados en todo el país. En ese año había 198 y su crecimiento es sostenido hasta alcanzar más de 8 mil en el año 2014, alcanzando un peak de más de 9 mil en marzo de 2013.